jueves, 11 de diciembre de 2014

Datos útiles: Cómo sobrevivir en situaciones extremas en la naturaleza.

Articulo escrito por  Silvia Roldán - WikiHow:
 
Sobrevivir durante un período largo de tiempo en condiciones ambientales extremas no sólo es un complejo desafío físico, sino también una causa segura de agotamiento emocional y psicológico. Pero es posible lograrlo (y muchas personas lo han hecho). Aquí está la forma de conseguirlo.

Datos importantes para sobrevivir. Foto www.senderosdemallorca.es
Pasos
1- ¡Nunca te rindas! Para tener la más mínima posibilidad de "vivir para contarlo", debes entender que tu actitud es el aliado más importante del que podrás disponer. Sobre todos los demás factores, tu deseo de triunfar con todas las circunstancias en contra será lo que te mantenga con vida: no importa si estás en medio de la selva, sobreviviendo a un choque de avión en montañas nevadas, o viviendo la peor situación de violencia intrafamiliar. La voluntad es lo que separa a los sobrevivientes de los derrotados. Anuncio

2- Encuentra un refugio. Un lugar seco y templado no sólo te permitirá tener sitio seguro para descansar y protegerte de los elementos, sino que te dará una seguridad psicológica para abordar todo el proceso.

3- Evalúa tu situación desde una perspectiva realista. Tienes que mantener la calma y pensar, porque entrar en pánico o desesperarte sólo te llevará a una serie de errores que terminarán por eliminar tus posibilidades de supervivencia.

4- Agrupa tus recursos. Para sobrevivir en situaciones difíciles es imprescindible saber abastecerte de los recursos disponibles a tu alrededor, y esto incluye –además de alimento y herramientas– a posibles aliados, cualquier persona en que puedas confiar. Esto será especialmente útil si el "enemigo" es también humano o un animal salvaje de gran tamaño.

5- Conoce a tu "enemigo". En la mayoría de los escenarios de supervivencia, el “enemigo” serán simplemente las condiciones ambientales adversas (el frío, el calor, el terreno árido, los animales salvajes y los insectos), junto con la sed y el hambre. Pero en situaciones de guerra o violencia intrafamiliar el enemigo será un grupo o una persona real: en cualquier caso debes estudiar bien a lo que te enfrentes para superarlo.

6- Aprende a distinguir cuándo es mejor moverse y cuándo quedarte donde estás. Esta decisión es bastante compleja. Si crees que alguien puede tener una vaga idea de dónde te extraviaste, entonces será mejor esperar por si logran localizarte. Pero si tu instinto te dice que moviéndote en alguna dirección encontrarás ayuda, confía en él: hacer algo con el presentimiento correcto puede salvarte la vida.

7- Haz un plan y apégate a él. Si algo tienes es tiempo para pensar, siempre y cuando mantengas la calma. Intenta imaginar tres cursos distintos de acción que puedan ayudarte a sobrevivir: elige el más fácil de realizar y conserva los otros como planes de respaldo. Pero ten en cuenta que la capacidad de adaptarse a la circunstancias es clave; no dudes en mezclar o cambiar tus planes por completo si surge algo inesperado. Anuncio

Consejos
  • Recuerda: tu mente es el arma más poderosa con que cuentas. Si dejas que se convenza a sí misma de que no puede seguir adelante, tu cuerpo también se dará por vencido. Se han registrado varios casos de viajeros extraviados que intentan salvarse caminando en la dirección correcta pero mueren, tras haber renunciado a la esperanza, a sólo un par de kilómetros de un lugar habitado.
  • Tener un buen plan cuando te encuentras ya un escenario de supervivencia no es tan útil como tener planes de antemano para emergencias si sabes que puedes enfrentarte a situaciones arriesgadas: saber técnicas de primeros auxilios y cargar siempre con un botiquín de emergencia puede marcar, entre otras cosas, la diferencia para los viajes de riesgo.
  • Además de tu botiquín de primeros auxilios, es muy recomendable que viajes con un kit de emergencia. Puedes elegirlo entre comprarlo ya armado de una buena tienda de artículos de exploración, o armarlo tu mismo, pero cuida que al menos contenga los siguientes artículos:
    • Comida deshidratada para campamentos,
    • cubos de caldo para sopa instantánea,
    • un espejo pequeño para hacer señales,
    • cerillos y encendedor en un estuche o compartimiento completamente impermeable,
    • suficientes trozos pequeños de ocote o madera que permita iniciar un fuego, también en un compartimento a prueba de agua (o agujas para tejer, que son muy buenas para encender madera al frotarlas).
    • caña de pescar con anzuelos,
    • una pistola de calibre pequeño (por ejemplo del 22, que puede utilizarse tanto para cazar animales pequeños como para ahuyentar a los más grandes).
    • al menos un cigarro con su encendedor,
    • un impermeable de emergencia,
    • una cobija de emergencia,
    • una linterna de L.E.D., preferentemente accionada con un dínamo que puedas agitar tú mismo para no depender de pilas,
    • un radio, también de preferencia independiente de pilas,
    • cilindros fosforescentes (o cualquier contenedor de sustancias químicas que brillen en la oscuridad)
    • un mapa de la zona en que estarás (asegúrate de enmicarlo o impermeabilizarlo de algún modo),
    • un cuchillo bien afilado,
    • algunas bengalas de advertencia,
    • cuerda resistente, por ejemplo, de paracaídas (que puede comprarse en tiendas de artículos militares),
    • una brújula militar (que no apunte al norte sino te dé el punto cardinal al que te diriges),
    • bolsas herméticas para transportar agua,
    • tabletas de yodo para purificar el agua que bebas,
    • algunos calcetines extra en una bolsa a prueba de agua,
    • protector solar,
    • un silbato,
    • una vela,
    • una petaca de licor (para los momentos en que más lo necesites);
    • un kit para coser,
    • una lona (para hacer refugios improvisados)
    • una mochila a prueba de agua en la que cargar todos estos artículos.
  • Aunque pueden sonar como demasiados artículos, la mayoría son pequeños y cabrán perfectamente en una mochila de buen tamaño, que no pesará más de cinco kilos y será fácil de transportar.

Advertencias

  • ¡Nunca te enfrentes a la naturaleza sin ayuda! Aunque seas un explorador ya experimentado, recuerda que no hay nada como tener un compañero para apoyarse el uno al otro. Aunque te atraiga el aislamiento de tomar riesgos por tu cuenta, ¡no lo hagas!
  • Si decides incluir un arma de fuego como parte de tu equipo, asegúrate de tener una licencia válida para portarla en el área que estés visitando.
  • El kit de supervivencia que se detalla en este artículo está pensado para regiones al norte del continente americano. Averigua qué variaciones sería útil incluir para la región en la que lo vayas a usar.
Fuente: wikihow.com

0 comentarios:

Publicar un comentario