martes, 27 de marzo de 2012

El TC 2000 prepara los últimos detalles para correr en el centro porteño.

Así se está trabajando en el centro porteño. Foto NA.
El Turismo Competición 2000 continuó ayer ultimando los detalles de la segunda fecha del campeonato 2012 que se disputará entre el 30 de marzo próximo y el 1 de abril por distintas calles del microcentro porteño.

En ese marco, la organización reveló detalles de las obras consignando que en el dia de la fecha se afectaron sólo dos carrilles de la avenida 9 de Julio, mientras el jueves próximo se le sumará al operativo un segundo carril. Estas restricciones serán las únicas que se han programado durante los días hábiles de esta semana.

El sábado próximo, a partir de la 0.00 horas, la organización de la carrera procederá a cortar la 9 de Julio, por lo que los automovilistas se verán forzados a elegir caminos alternativos para cruzar el centro porteño.

La carrera, que había sido suspendida a fines de 2011 debido a un recurso de amparo interpuesto contra las autoridades del Gobierno de la Ciudad, finalmente podrá realizarse. De esta manera, la ciudad recupera un espectáculo que no lograba organizarse en más de 50 años. El circuito montado sobre varias de las principales arterias porteñas cuenta con una extensión de 3.080 metros.

Para armar este "rompecabezas de la velocidad" se utilizaron 1.605 bloques New Jersey norma FIA, de cuatro metros de largo y 4.750 kilogramos de peso cada uno. Sobre los muros de hormigón se colocaron 3.000 metros lineales de malla de contención y 5.600 metros de cables de acero.

Frente a los New Jersey se instalarán 1.440 muñecos de gomas ensunchadas, formando 240 packs de 36 neumáticos cada uno. En total se utilizarán 8.640 cubiertas. El trazado fue testeado el 23 de marzo último por el actual campeón de la categoría, Matías Rossi, quien giró en su Toyota Corolla sobre el escenario porteño en horas de la madrugada junto al Peugeot RCZ que hará las veces de auto de seguridad en la competencia.

Durante la madrugada y sorprendiendo a quienes circulaban por la ciudad, el Toyota Corolla comenzó a recorrer los 3.080 metros de extensión que posee el circuito urbano, que pasa por el Obelisco, el Teatro Colón, la Catedral y el Cabildo entre otros íconos porteños.


Fuente: NA

0 comentarios:

Publicar un comentario

loading...