El tiempo - Tutiempo.net

viernes, 3 de enero de 2014

Rally Dakar 2014: Rosario es una fiesta con las verificaciones técnicas y administrativas.

Primeros pasos por las verificaciones. Fotos Prensa ASO-DPPI.
Ayer Rosario esperaba lluvia el mismo día que aguardaba a los pilotos del Dakar, los cuales cuentan con tres días para las verificaciones técnicas y administrativas. La tercera ciudad de Argentina ha resuelto imponer plazos distintos a la meteorología y a los competidores. El público vive la fiesta Dakar.


Los avatares meteorológicos son todo un clásico del Dakar. En el día de ayer, los relámpagos han refulgido una y otra vez sobre los cielos argentinos, lo que ha dotado de un sabor extraño a la primera jornada de verificaciones técnicas y administrativas y ha abierto la puerta a los imponderables. Los rosarinos llevaban varias semanas de sequía sumidos en la mayor ola de calor de los últimos cuarenta años. La mayoría de ellos ha recibido este cambio de aires con los brazos abiertos, si bien es verdad que se han producido algunos percances… y muchos de los competidores a los que se esperaba en el City Center ya tienen historias que contar sobre el Dakar este año. 
 
Sin ir más lejos, los pilotos de la escudería chilena Tamarugal, que cuenta entre sus filas con uno de los favoritos para adjudicarse la victoria en la categoría de quads, Ignacio Casale, así como con los hermanos Prohens, que siempre aportan mucha emoción a la competición de motos, han llegado con un retraso considerable a las verificaciones. Su avión logró aterrizar sin mayores consecuencias en el aeropuerto de Buenos Aires, pero entonces recibieron la noticia de que el vuelo que los debería llevar a Rosario había sido cancelado. Tras conseguir alquilar un autocar con suficiente espacio para todos, el grupo podía dejar por fin la capital por carretera, buscando llegar a las verificaciones antes de que el Village echara el cierre. Misión cumplida, justo antes de la puesta de sol.


Entre los pilotos que se espera ver en las primeras posiciones de la categoría de motos, Alain Duclos y Juan Pedrero, los dos del equipo francés Sherco, tuvieron la feliz idea de adelantar su viaje para fijar su campamento base en Rosario con varios días de antelación. Sin embargo, el vuelo del director de la escudería, Nicolas Chaix, sí ha sufrido algún contratiempo en el aire que le ha impedido cerrar filas hoy mismo con sus soldados de la pista: “Ha sido imposible tomar tierra al llegar a Buenos Aires y nos han tenido que desviar a Montevideo. Antes de volver a despegar en dirección al aeropuerto Pistarini, hemos tenido que esperar tres horas larguísimas, así que hoy no voy a poder llegar a tiempo. Tampoco pasa nada, porque aún faltan dos días, pero lo más gracioso de todo es que durante el resto del año… ¡piloto yo mismo estos aviones!”.

A pesar de que el ambiente ambiguo y nebuloso ha influido en el ritmo de llegada de los participantes, el programa se ha cumplido casi punto por punto. Al término la jornada de ayer, consagrada básicamente a dar la bienvenida a los pilotos sudamericanos, cerca del 30% de los candidatos a realizar esta gran hazaña han superado con éxito todas las formalidades previas a la carrera. Por su parte, Marcos Patronelli, abanderado de la delegación argentina y doble vencedor de la competición de quads, ha recordado que “va a ser una edición del Dakar muy exigente”. ¡Algunos ya lo han comprobado en primera persona!. Hoy continúan las administrativas en suelo rosarino.Prensa Dakar.

0 comentarios:

Publicar un comentario