El tiempo - Tutiempo.net

lunes, 4 de agosto de 2014

Turismo Nacional: El tucumano Lucas Mohamed quedó 2º en Termas y se afianza como lider en la general.

Mohamed se afianza en el TN. Foto Prensa Mohamed Competición.
Las Termas ya no es una asignatura pendiente. Con solo ver la amplia, amplísima sonrisa de Lucas Mohamed se puede dimensionar el motivo  de tal afirmación.

No fue triunfo, pero en realidad lo fue. Simple y sencillo. El yerbabuenense fue por un resultado positivo en la carrera por la 7ma fecha de la Clase 2 del TN. Y lo consiguió. Vaya que sí. Terminar segundo fue un éxito total para él. Le regaló un podio a SU gente. Esa que le hace el aguante, que lo acompaña, que lo alienta, que sacrifica horas de su vida por él. No hay explicación, tampoco bajos intereses: Lucas se debe a sus fanáticos, y responde con resultados, pero también con un corazón abierto dispuesto a todo.

La carrera de Las Termas fue un compilado de buenas nuevas. Desde el viernes, cuando comenzaron las acciones, Mohamed mostró sus garras. Y las fue afilando hora a hora, hasta llegar al punto de terminar el domingo como gran protagonista, independiente de la victoria -justa por cierto- del santafesino Ever Franetovich.

El yerbabuenense partió desde el tercer casillero de la grilla, y en él se mantuvo durante catorce de las quince vueltas de la final. Claro que en el medio se convirtió en parte protagonista de un elenco de tres. Junto con Franetovich y Adrián Percaz hicieron un “carrerón”. No se dieron treguas, fueron al límite, se buscaron, se alejaron, trataron de hacer el radio lógico en cada curva, se mostraron la trompa de sus autos, entretuvieron a la multitud estimada en más de 30000 personas.

Luego del ingreso de dos autos de seguridad, y de una lucha metro a metro, llegó la definición. Que se sepa: al ingresar a la última vuelta, el tándem era Franetovich-Percaz-Mohamed. Pero en ese tremendo último giro, el piloto de Villalonga sufrió un problema en la caja de cambios. Y claro está, Lucas no perdonó. Lo superó en una recta, limpio y seguro. Faltaban metros para la bandera a cuadros, pero el tucumano fue por más. La estadística dirá que terminó segundo. Las explicaciones sostendrán que a esa altura de la carrera ya casi no tenía frenos y que le costaba horrores doblar con el VW Gol. Pero él fue igual, a sabiendas de la voluntad de su público: verlo ganador.

El segundo lugar le deja varias lecturas:
1) Logró su objetivo de hacer podio;
2) Sumó los puntos necesarios como para alejarse en la punta del campeonato;
3) Los kilos de lastre que incorpora en su auto de cara al próximo compromiso en La Pampa no son tantos, y son manejables.
4) Confirmó una vez más que tiene un auto increíble, y que por ello suma puntos, cada vez más decisivos.
5)  Él se siente más seguro, más firme en su afán de establecer presencia en la gran lucha.

En definitiva sabe que todo depende de él, y que eso es un gran punto a favor. Las Termas puede haber sido el principio de una ratificación: este parece ser su año. Paso a paso, él tratará de confirmarlo. Tiene por detrás un gran equipo, y el aliento de todos.  

Prensa Mohamed Competición.

0 comentarios:

Publicar un comentario