sábado, 27 de junio de 2015

Entre nosotros: A 11 años de su fallecimiento trasladan hoy los restos del Padre Marcelo Artiguebielle a San Pedro de Colalao.

Una frase célebre dice: "Al caminar por el sendero de mi vida, procuro no hacer ruido, pero sí pisar fuerte y dejar huella por si alguna vez me pierdo". Eso es lo que hizo el Reverendo Padre Marcelo Artiguebieille dejar huellas en nuestro pueblo y en la vida de muchos.

El padre Marcelo amó San Pedro como si fuera aquel lugar francés en el que nació. Foto Gentileza Inés Jurao.
 A 11 años de su fallecimiento sus restos serán trasladados hoy desde San Miguel de Tucumán hasta San Pedro de Colalao, lugar en el que vivió sus últimos años de vida y supo amar con pasión. A las 17:30 después de una misa en la gruta, se produzca la inhumación en el atrio de la iglesia. Esto se produce en el inicio de la Fiesta del Santo Patrono.

Para recordarlo de la mejor manera, recurrimos a las personas que trabajaron con él, que conocieron sus obras tanto materiales y espirituales en la localidad. La profesora Inés Jurao nos hace una resumen de la vida del padre Marcelo: 

"Pertenecía a la congregación de Misioneros de la Inmaculada Concepción, más conocidos en nuestra sociedad como los padres Lourdistas por su trabajo para difundir el mensaje de Lourdes. Se hace cargo de la iglesia de San Pedro como un servicio ya que el padre Juan Urbanc, quien estaba a cargo de la parroquia de Trancas, se encontraba enfermo y no podía atender a todas las comunidades. Por este motivo, el padre Marcelo ofrece sus servicios al Arzobispado de Tucumán. Su ofrecimiento es tomado con agrado y es designado como vicario de nuestra comunidad".

Con Respecto a las obras que dejó en San Pedro Ines nos cuenta: "Son muchas las obras tanto espirituales como materiales que dejó en nuestra comunidad a lo largo de sus más de 20 años como vicario. En cuanto a las obras espirituales se puede decir que son incalculables la cantidad de personas que recibieron los sacramentos del Bautismo, Comunión, penitencia, Matrimonio y Unción de los enfermos de manos del padre Marcelo. Muchos hermanos nuestros partieron a la casa del Padre ayudados y asistidos en sus últimos momentos por él. En cuanto a las obras materiales se pueden mencionar: la construcción de "El Halcón" casa de ejercicios espirituales del Colegio Sagrado Corazón, la construcción de la escuela Nº 389 de Las Tacanas, la que hoy lleva su nombre en reconocimiento a su trabajo y entrega; la Radio Parroquial que durante algunos años fue el orgullo  de muchos y que, con mucha tristeza se vio cerrar sus micrófonos; la construcción de las capillas San Pablo en villa Rita y Santa Bernardita en Zárate Norte; la construcción de la Gruta en honor a Nuestra Señora de Lourdes (réplica de la gruta de Lourdes - Francia. Además fue mentor de la puesta en escena de "El milagro de Lourdes" obra que fuera escrita por la contadora Silvia Elias de Perez.
El atrio de la Iglesia será el lugar donde descansarán sus restos. Foto San Pedro Extremo.
Y para finalizar como reflexión nos comenta: "Fue una persona muy querida por muchos y muy cuestionada por otros tantos. Su carácter de francés neto hacía que renegara, muchas veces por nuestra "tranquilidad" argentina. le costó entendernos pero cuando lo hizo amó a esta comunidad de una manera incondicional, a punto tal que dió hasta lo último que pudo a este pueblo. Aquella Semana Santa del año 2004 se encontraba muy enfermo y desmejorado y cuando se lo quiso llevar a San Miguel de Tucumán sus palabras fueron: "déjenme quemar mis últimos cartuchos aquí". Hoy, 11 años después aún me parece escucharlo y verlo . Celebró la Santa Misa prácticamente con sus últimas fuerzas, a la mañana del día siguiente fue trasladado a la ciudad capital y recién allí pudimos tomar conciencia de la gravedad en la que se encontraba. Había atravesado una hemorragia muy aguda a lo largo de la noche. ese mismo día fue internado y nunca más pudo salir de allí. Entre las últimas palabras que pronunció estaban San Pedro, y es que dió todo por esta comunidad que amó muchísimo. Si acaso tuviera que definirlo, lo haría con estas palabras: Compromiso, bondad, entrega. Quizás mucho no lo entiendan así... los que tuvimos la suerte de trabajar a su lado y formarnos con él, descubrimos que detrás de esa persona seria y recta se encontraba un ser tremendamente sensible y generoso.  A pocas horas del arribo de sus restos a nuestro pueblo siento una gran alegría y la tranquilidad de la tarea cumplida: este es su lugar!"

Hoy a partir de las 15 los restos del padre Marcelo ingresarán a la ruta 311. Una caravana los guiará hasta la Gruta donde se producirá una misa. A las 17:30 serán inhumados los restos en el atrio de la iglesia. El padre está entre nosotros. 

0 comentarios:

Publicar un comentario