sábado, 31 de diciembre de 2016

Fuerza y Pasión: La historia del piloto que correrá el Dakar sin piernas ni brazos.

Philippe Croizon será el primer participante de la historia en correr un Dakar sin sus extremidades. Nasser Al Attiyah le dio su apoyo.

Un ejemplo a seguir.
Se convirtió en un especialista en misiones imposibles. Luego de un trágico accidente en el que recibió una descarga de eléctrica de más de 20.000 voltios que lo llevó a perder sus cuatro extremidades, Philippe Croizon pasó a ser una leyenda admirable gracias a su espíritu combativo..

Ex empleado metalúrgico, el francés sorprendió al mundo protagonizando una travesía insospechada, dado que el europeo unió a varios continentes nadando. A través del Mar Rojo, el galo cruzó los 19 kilómetros que separan a África de Asia. Fue una de las experiencias que encausó la vuelta al mundo, seguida de los 20 km que atravesó para llegar desde Asia a Oceanía. Otro estrecho que le sirvió para cruzar las fronteras fue el Canal de la Mancha, en el que empalmó Inglaterra con Francia después de 13 incansables horas.


Los descansos son cortos para el aficionado que cambió el agua por las tuercas. Con el apoyo incondicional de su esposa Suzana y el poder de una persuasión indescriptible, Croizon convenció al director del Dakar, Etienne Lavigne, para que lo deje participar en la edición venidera.

Con el aval del dirigente, a Philippe se le presentó otro problema: el económico. La adaptación de un vehículo a sus condiciones preocupó al francés y fue allí donde apareció el qatarí Nasser Al Attiyah. El ex campeón sacó a relucir su espíritu olímpico (participó en Londres 2012 y Río 2014) al donarle 100.000 euros para que el galo consiga financiar al equipo de Yves Tartarín.


La silla de paseo realizado con tecnología diseñada por Philippe K.Automobilité permite controlar el uso de una palanca de mando. Tras los ensayos en el Rally de Marruecos, Philippe conmoverá en el Dakar.

"Siempre he seguido la competencia y la idea de estar en Sudamérica me surgió poco después de mi desafío Cinco Continentes. Mi esposa me preguntó cuál sería mi próximo sueño, y yo le hablaba del Dakar. Desde ese momento nada pudo detenerme", dijo el piloto que ya hizo historia.

Fuente: Infobae 

0 comentarios:

Publicar un comentario