lunes, 30 de enero de 2017

Turismo Religioso: San Pedro de Colalao se prepara para una nueva festividad de Nuestra Señora de Lourdes. Cronograma.


Del 2 al 11 de febrero miles de fieles y turistas a fines a la iglesia católica llegarán a San Pedro de Colalao para disfrutar de lo que será una nueva edición de la Festividad a Nuestra Señora de Lourdes. Recomiendan hacer reservas con tiempo o manejarse con carpa. 

El jueves 2 de febrero cuando inicie la novena y la misa a la virgen de la candelaria a las 21 en la gruta comenzará la llegada en caravana de devotos a la virgen de Lourdes. La Virgen y la fe serán protagonistas de ello y el escenario será la "Sucursal del Cielo".

La Gruta de Lourdes en San Pedro Fue un trabajo de todo el pueblo, capitaneado por el padre Marcelo Artiguebielle. Inaugurada  en 1982 y cuenta con una bella imagen de la Virgen y una roca, ambos provenientes del lugar de las apariciones.

La representación

Un clásico del verano colaleño es la escenificación gigante de la aparición de la Virgen a Bernardita en 1858, en un basural. Se realiza en la explanada de la Gruta, cuenta con cerca de 300 actores no profesionales y con unos 30.000 espectadores, según calculan los organizadores. Los que quieran verla podrán hacerlo el 13 de febrero.

“Cuando escribí la obra de San Pedro para que la realicen unos niños, el padre Marcelo me pidió que hiciera lo mismo con la historia de las apariciones. El problema era que toda la bibliografía que él tenía estaba en francés. Por esos años se acercaron a la comunidad el matrimonio de Silvia Elías (sí, la senadora), y Luis Pérez. Finalmente Silvia escribió la obra, que comenzó a presentarse de forma casera en el colegio Sagrado Corazón, y luego se la trajo a San Pedro”, explica Inés Jurado, otra de las misioneras que forma parte del grupo que levantó la Gruta.

“Lo que pasa en febrero es muy especial. Viene gente de todo el país y da testimonios de milagros”, prosigue Jurado.

La historia

Cuentan los devotos de San Pedro que Bernardita formaba parte de una familia muy pobre. El padre, injustamente acusado de robo, no encontraba un trabajo para darle una mejor condición de vida a su familia, expuesta al frío y al hambre.

La mala alimentación repercutió en la frágil salud de Bernardita, quien debía ayudar junto a sus hermanos en la recolección de leña. Como si fuera poco su calvario, era discriminada por no saber leer ni escribir. Por este motivo, no poder entender lo que decían los libros de catequesis, a sus 14 años no había hecho su primera comunión.

Sin embargo, la niña era muy devota y aceptó lo que le dijo la Virgen en una de sus apariciones: “no te prometo hacerte feliz en este mundo, pero si en el otro”.

Añaden los misioneros que las apariciones se dieron en un basural. En el primer encuentro, el 11 de febrero de 1858, la Virgen rezó el rosario con la joven.

Fueron 18 veces las que la Virgen se le apareció a Bernardita. Le enseñó oraciones, se presentó como la Inmaculada Concepción y pidió “penitencia”.

Los principales mensajes fueron que “tenemos un padre misericordioso”, y que “ella intercede ante Él por nosotros”.

Programa de actividades 2017:



0 comentarios:

Publicar un comentario