El tiempo - Tutiempo.net

viernes, 15 de mayo de 2020

Recuerdo: La historia del Fiat 600, un clásico que no pierde vigencia.

La historia del Fiat 600, el clásico auto italiano creado en 1955 que muchos buscan hoy en día para guardar como colección.




Con una forma única por la que se lo reconoce en todos lados, redondeado y pequeño, el Fiat 600 es uno de los autos más representativos de la industria automotriz y de la historia argentina, donde se fabricó durante algunos años.

La “vida” de este auto comenzó el 9 de marzo de 1955 en el Palacio de Exposiciones de Ginebra, como un prototipo. Cinco años más tarde, para 1960, ya era un modelo que se fabricaba en serie. Fueron poco más de dos décadas las que duró en el mercado, porque llegó hasta 1982. Sin embargo, el “Fitito” nunca muere.

Aún permanece en la mente de muchos conductores está vigente y más de uno busca alguna unidad que haya quedado abandonada en un garaje para restaurarlo y conservarlo como reliquia de colección. De hecho, esto sucede entre jóvenes y adultos que, en algún momento de su vida, vivieron alguna anécdota a bordo.

El Fiat 600 nació en Italia de manos de Fiat, gracias a la creación del diseñador Dante Giacosa. La marca ideó este producto cuando en Europa, en la década del 50, la gente comenzaba a consumir un poco más. Dentro de los bienes más ambiciosos aparecía la posesión de un auto, y además las mujeres empezaban a independizarse, por lo que un auto pequeño parecía ser el ideal. Sin embargo, resultaba complicado por el alto costo de compra y mantenimiento, más aún cuando el combustible se consideraba un artículo de lujo.

En Argentina, el lanzamiento se dio el 8 de abril de 1960. Tiempo después comenzó su producción local, que fue solo de 2 mil unidades. El responsable fue Fiat Concord, quien realizó una réplica exacta del original italiano salido de las lineas de montaje en ese momento.

Las carrocerías venían desmontadas desde Italia y se ensamblaban en la planta fabril de automóviles que Fiat Argentina fundó en la ciudad de Caseros. Los motores, las cajas de cambios, y otros elementos mecánicos eran provistos por la misma empresa desde la localidad de Ferreyra, Provincia de Córdoba.

0 comentarios:

Publicar un comentario