El tiempo - Tutiempo.net

lunes, 7 de diciembre de 2020

Súper TC 2000: el automovilismo se convirtió en el primer deporte en tener espectadores en pandemia.

Tras casi diez meses de tribunas vacías por el brote de COVID-19, 500 personas pudieron disfrutar desde las gradas del Autódromo Gálvez la victoria de Julián Santero para Toyota.

Este fin de semana, bajo el marco de la séptima fecha del campeonato se Súper TC 2000, la noticia la dio el público, que tras casi diez meses volvió a las tribunas del Autodromo Oscar y Juan Gálvez y convirtió al automovilismo en el primer deporte en tener espectadores tras la pandemia de coronavirus.

Los aplausos volvieron a acompañar el sonido de los motores en varias oportunidades, como en cada premiación, la largada o cuando notaron la presencia del titular de la Asociación Argentina de Volantes, Juan María Traverso, quien estuvo recorriendo el operativo junto al vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli.

Fue así que 500 personas, límite máximo habilitado por el Gobierno Nacional, pudieron disfrutar de uno de las principales categorías del país y fueron testigos de como Julián Santero consiguió la primera victoria de su carrera. El mendocino pudo celebrar ante los presentes arriba de su Toyota Corolla y así hacer su estreno en la cima del podio. Matías Rossi y Valentín Aguirre se quedaron con el segundo y tercer lugar, respectivamente.

De esta manera, la tabla del campeonato quedó con Rossi comol líder con 117 puntos, segundo aparece Agustín Canapino con 96 y tercero está Santero con 72. La próxima fecha del Súper TC2000 será el 10 de enero en Río Cuarto.

En cuanto a los fanáticos, desde las 7 de la mañana del domingo ya habían personas esperando para que abran las acreditaciones, algo que en la organización se vivió con gran emoción por la respuesta fiel de los fanáticos, que rápidamente agotaron las entradas que se pusieron a la venta. Los sectores habilitados para espectadores fueron el Palco Oficial y las Plateas A y B del recinto ubicado al sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Para poder cumplir con los protocolos vigentes, el equipo del autódromo realizó una demarcación especial en las butacas para identificar cuáles están disponibles de modo de mantener el distanciamiento social y se incorporó señalización vertical y horizontal en todos los sectores que utilizará el público, desde su ingreso hasta la ubicación final en las tribunas. El operativo contó con la colaboración de los cadetes de la Policía de la Ciudad, quienes trabajaron en la organización y asistieron al público para cumplir los requerimientos sanitarios.

La decisión de incorporar público la comunicó el lunes pasado la Vicejefatura de Gobierno porteña al publicar en el Boletín Oficial el protocolo para que vuelva a haber espectadores en competencias deportivas con un aforo máximo de 500 personas y al aire libre. Esta norma, que forma parte del Plan Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad, deja excluido el fútbol, para lo cual se requerirá la especial “intervención y análisis de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana y del Comité de Seguridad en el Fútbol” describió el texto.

0 comentarios:

Publicar un comentario