El tiempo - Tutiempo.net

lunes, 22 de marzo de 2021

Los neumáticos flexibles y a prueba de pinchaduras desarrollados por la NASA podrían estar disponibles para bicicletas.

Una startup comercializará este producto basado en Nitinol, la tecnología que usa la agencia espacial en sus rovers.

The Smart Tire Company, una joven compañía que está asociada con la NASA anunció que pronto comenzará a comercializar unos neumáticos para bicicletas que están basados en tecnología desarrollada por la agencia espacial para sus rovers.

A través de un Acuerdo de Ley Espacial federal con esa entidad, la startup está desarrollando la primera aplicación para el consumidor de la tecnología de llantas de aleación con memoria de forma (SMA) de la NASA. Será un neumático de bicicleta futurista llamado METL.

Estos neumáticos, desarrollados originalmente por la agencia espacial, son superelásticos, no tienen aire y nunca se desinflarán. Están hechos de un material especial llamado NiTinol, que es una aleación con memoria de forma, elástica como la goma, pero fuerte como el titanio.

Esto quiere decir que puede recuperar su forma original después de sufrir algún inconveniente. Es lo suficientemente resistente y elástica para atravesar superficies irregularales sin romperse. Este neumático surgió en el marco de proyectos para ayudar a los rover a desplazarse en Marte, donde el terreno es complejo y las temperaturas pueden llegar a los -200 grados.

La novedad es que esta tecnología ahora también llega a la Tierra y pronto los usuarios podrían contar con estos neumáticos “irrompibles”, ya que la empresa lanzará ruedas para bicicletas con este material liviano, flexible y que puede desplazarse sin problemas en diferentes entornos.


Neumáticos más ecológicos

La empresa también destaca que están fabricando neumáticos más ecológicos. “Muchos problemas importantes con los neumáticos se pueden solucionar con nuestra tecnología. Estos incluyen menor peso, menos caucho, mayor carga que no se rige por la presión de los neumáticos, eficiencia de combustible, cero pinchazos y una reducción significativa de residuos”, subrayan en su comunicado oficial.

Y añaden: “Más de mil millones de neumáticos al año llegan al final de su vida útil debido al desgaste. Más de la mitad se queman como combustible y miles de millones de libras de desechos van a los vertederos. Quizás lo peor de todo es que los neumáticos son la fuente del 20-30% de todos los microplásticos oceánicos. Desarrollar un neumático de larga duración para la economía circular es un objetivo central de nuestra empresa, para dejar una huella global positiva y con mayor conciencia social”.

La compañía remarca que esta tecnología, que surgió de la mano de proyectos espaciales y ahora llegará a las bicicletas, en un futuro cercano se podría emplear en scooters, automóviles y camiones. Según sus creadores es el comienzo de un avance que revolucionará la industria de los neumáticos.

0 comentarios:

Publicar un comentario


 
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más