El tiempo - Tutiempo.net

martes, 27 de mayo de 2014

Editorial II: A 10 años de su partida recordamos al Padre Marcelo Arteguibielle quien dejó su alma por San Pedro de Colalao.

Desde su Francia natal llegó a San Pedro de Colalao y desde el momento en que puso el pie en esta localidad comenzó con su trabajo por el prójimo. Dio todo lo mejor de si y el pueblo se lo agradeció. Por ello este homenaje con las Palabras del Ingeniero Franco Fogliata:

El pueblo de San Pedro de Colalao honrará hoy con sencillos actos la memoria del venerado sacerdote lourdista Marcelo Arteguibielle al cumplirse los 10 años de su fallecimiento. Se efectuará este merecido homenaje a quien fue un sacerdote ejemplar que dejó huellas imborrables en esta pequeña localidad, tanto por su infatigable labor pastoral, como por la concreción de obras que han de perdurar con el tiempo. Su máximo afán era que los pobladores tuvieran y sintieran la cercanía total de la Iglesia, así como también se preocupó en el accionar de todas las escuelas de la zona, procurando ayudar a los chicos más necesitados que concurrían a esos establecimientos. Fue un auténtico benefactor silencioso y la culminación de ese camino fue la construcción de la hermosa escuela Nº 389 en Las Tacanas, costeada con fondos privados que él gestionaba personalmente (sobre todo de familiares e instituciones francesas) sin que al Estado provincial le haya costado un peso. Se inauguró el 4 de septiembre de 1998, dejando atrás una vieja “escuela rancho” que tenía más de 40 años. Fue un gesto enorme y muy poco frecuente en estos tiempos y por ello esa escuela lleva su nombre desde el 30 de mayo de 2005. Además construyó la formidable Gruta a la Virgen de Lourdes, inaugurada el 8 de diciembre de 1982 como una magnífica réplica de la original, junto a la construcción de un espacioso lugar para retiro, llamado El Halcón, destinado a los alumnos, docentes y sus familiares del Colegio Sagrado Corazón; también amplió y remozó totalmente la hermosa capilla de la villa (hace poco cumplió 100 años de su construcción), respetando todo el diseño original que venía desde 1912. Pero no se quedo allí sino que levantó otras dos capillas en Villa Rita y Zárate dejando además en óptimas condiciones la antigua casa parroquial con salas y comodidades para uso de los vecinos. Con la Gruta y junto al conocido “Grupo de Lourdes “dieron comienzo los celebres festejos en honor a la Virgen que se celebran el 11 de febrero de cada año en un evento que congrega anualmente más de 20.000 fieles de todo el país. San Pedro de Colalao lloró su partida y por eso desea hacerle este sentido homenaje el día de mañana y gestionar ante las autoridades de la comunidad lourdistas, que sus restos descansen al pie de la gruta en el pueblo que tanto amaba.

0 comentarios:

Publicar un comentario